Etiquetas

, , , , , ,

 

Mentiría si dijese que ya no duele, que se ha desvanecido todo y que la tormenta ha pasado. Es cierto que la herida ya no es sangrante, pero también es verdad que no ha cerrado por completo. Sigue habiendo momentos raros. Aún escuecen algunos recuerdos, momentos, miradas y risas compartidas. A veces tengo la sensación de extrañar a la persona que quería… Luego recuerdo que me enamoré de alguien que no es real.  Y se me pasa.

Empiezan los primeros rayos de sol a derretir el hielo que se ha acumulado durante el invierno en las alas machacadas. Paso a paso, los signos de la primavera empiezan a ser evidentes: hay más colores, los jardines están ansiosos por enseñarse en todo su esplendor. Los días se hacen más largos, la noche tarda en caer y la luz es mucho más cálida.

Alguien me dijo ayer que después de muchos meses, por fin mis sonrisas vuelven a ser sinceras.

Y aún no me había dado cuenta… pero hace ya semanas que soy capaz de reír a carcajada limpia.

Anuncios